Saltar al contenido

Filtro de cabina

filtro de habit谩culo

El filtro de cabina es un componente que mejora la calidad del aire que respiras y elimina al menos 98% de la totalidad de los agentes nocivos que el aire exterior transporta hacia el interior del vehículo

El filtro de cabina también llamado filtro de polen mantiene higiénica la cabina, puesto que ayuda con la absorción de sustancias nocivas y del polvo. Los fabricantes especifican con exactitud para qué modelos de vehículos se puede utilizar este filtro. Por lo tanto, es necesario también tener en cuenta el año del coche. Por lo general, todos los fabricantes recomiendan cambiarlos regularmente.

También puede interesarte: ¿Cuántos tipos de filtro tiene un vehículo?

¿Cuándo debemos cambiar el filtro de cabina?

Depende del vehículo y el fabricante, pero por lo usual es aconsejable sustituirlo en los 15 mil y 30 mil kilómetros como máximo. Hay que tomar en cuenta que esto también depende del entorno donde más frecuentemente circule el vehículo.

Mantenimiento del filtro de cabina:

Una señal común para saber si el filtro de cabina ya ha dejado de funcionar correctamente es su olor. Si al activar el aire o solo el ventilador se comienza a sentir cierto olor desagradable, lo ideal es ir a un taller de confianza para hacer un cambio de la pieza.

Otra señal que indica cambio de filtro es el mal flujo de aire del ventilador del vehículo. Si al activar el ventilador el aire no sale muy potente la causa podría ser por una obstrucción causada por falta de limpieza.

¿Tienen todos los vehículos un filtro de cabina?

Los vehículos que son antiguos no suelen incorporar este tipo de filtro, ya que como sucede con otros elementos, fueron los de gama alta los primeros en montar este equipamiento de confort.

Tipos de filtros de cabina:

Existen de papel o celulosa. Los filtros más modernos tienen una capa de filtro carbón o combinan esta con otra de papel. El objetivo de ambos filtros es el mismo, se encargan de mejorar el aire que entra al interior de la cabina. El filtro de carbón activado es más eficaz e incluso frena determinados olores.