Saltar al contenido
Todo lo que necesitas saber de tu ¡VEHÍCULO, ACEITES Y MAS!

Herramientas básicas que pueden sacarte de apuros

Lo primordial es siempre tener el vehículo óptimo, en cuanto a sus componentes internos para no sufrir algún tipo de accidente. Pero, imagina quedarte accidentado o accidentada en plena carretera y no tener ni siquiera a alguien que te pueda socorrer. Por eso, te traemos nuestro artículo herramientas básicas que pueden sacarte de apuros en cualquier situación.

1. Destornillador:

Esta herramienta es una de las más importantes ya que con el paso del tiempo, siempre habrá algún tornillo que se haya soltado y necesite apretarse. El destornillador con cabezas intercambiables es el ideal para llevar siempre en tu vehículo porque facilita el apretado de cualquier tipo de tornillo, independientemente de su cabezal. Sin embargo, si no es posible tenerlo puedes llevar contigo un destornillador estrella, que es el tipo de cabezal más común en tornillos de cualquier vehículo.

2. Triángulos reflectantes:

Este es un componente obligatorio, debido que dan el aviso a los demás conductores de tu avería y haya total precaución.

3. Alicates de corte:

Los alicates de corte permiten pelar cables o cortar cualquier tipo de pieza de tu vehículo con suma facilidad.

4. Llave inglesa:

La llave inglesa universal nos quita un gran peso de encima, su función es la de apretar cualquier tipo de tuerca que se haya aflojado en tu vehículo.

5. Cinta aislante:

Esta es una herramienta perfecta para sujetar casi cualquier componente en el auto en casos emergentes.

6. Bombillas y fusibles de recambio:

Muy importante llevar una caja o algún envase donde llevar estos componentes que nos podrían sacar de problemas.

¿Cómo puedo arreglar la abolladura de mi vehículo?

Primero que nada, hay que tener cuidado con la pintura del vehículo para no empeorarlo y también debemos tomar en cuenta que esto solo funcionaría con las abolladuras pequeñas.

Las abolladuras pueden resultar realmente molestas y reparar este daño puede salir costoso, por eso en nuestro artículo incluimos estos tips como un plus para que así puedas solucionar estos problemas:

  • Desatascador: Primero que nada debemos humedecer la zona de la carrocería y la superficie del desatascador para no dañar la pintura. Luego, debemos colocarlo en la zona haciendo efecto ventosa y tirar para intentar que la chapa salga y vuelva a su estado inicial.
  • Secador: Dirigimos el aire caliente a la zona de la abolladura para que se vaya expandiendo, ya para cuando esté caliente vamos al modo de aire frío para que el contraste devuelva la carrocería a su sitio.
  • Aspirador y cubo: Hacemos un agujero en la base del cubo para acoplar el tubo del aspirador en la parte de arriba, se le pone un recubrimiento para acoplarse a la zona y, al ya estar fijado empezamos a aspirar.

También te puede interesar: Principales causas del deterioro de la pintura de mi vehículo