Saltar al contenido
Todo lo que necesitas saber de tu ¡VEHÍCULO, ACEITES Y MAS!

Tipos de batería de auto

Las baterías no se quedan atrás en cuánto a su constante evolución. Al día de hoy podemos encontrar una variedad de baterías de diferentes clases por eso te presentamos los tipos de batería de auto.

  • Batería de plomo-ácido
  • Baterías de gel.
  • Baterías AGM.

Batería de gel para auto

Entre los tipos de batería de auto está la batería de gel. La diferencia entre una batería convencional de plomo-ácido con una de gel es el estado del electrolito. Las baterías AGM, comúnmente llamadas “secas”, separan los electrolitos por medio de fibra de vidrio, lo que provoca que exista poca resistencia interna y los mantiene fijados. Tienen mucha potencia incluso si su tamaño es menor, por lo que se usan como baterías de arranque de motor.

Batería de celdas húmedas

Funcionan por medio de unas placas de plomo de polaridad positiva y negativa que están suspendidas libremente en ácido sulfúrico. Las placas están aisladas entre sí. Y existe una placa negativa adicional sellada independientemente que evita que las placas positivas se estropeen. Prácticamente no requieren de mantenimiento, cuando ya no prestan un funcionamiento efectivo se cambia por otra nueva.

Baterías de ciclo profundo

Tienen la capacidad de proporcionar energía durante un periodo largo de tiempo, pero también se autodescargan mucho más rápido. La diferencia de estas baterías es que poseen unas placas más gruesas que el resto, aumentando su capacidad de carga. Normalmente las encontraremos en coches eléctricos y otro tipo de vehículos que hagan un alto uso de la energía eléctrica. 

Baterías de Iones de Litio (Li-Ion)

Es igual a las que podemos encontrar en nuestros teléfonos móviles, portátiles, cámara de fotos, etc. Son baterías que usan sal de litio para su funcionamiento. Incorporan un circuito para protegerlas de las sobrecargas. Una desventaja de esta batería es que tiene menor rendimiento en temperaturas frías.

Baterías de calcio

Evita la corrosión de las placas y se logra que pierda hasta un 80% menos de fluido (auto-descarga). Tienen una vida útil mucho más larga que las baterías de celdas húmedas. Su funcionamiento es prácticamente igual al de las baterías de celdas húmedas, pero con la diferencia radica en que las placas tienen una aleación de calcio.